Palabra meditada
27 enero, 2019
Palabra meditada
29 enero, 2019

Palabra meditada

ECO

“Cristo entró no en un santuario construido por hombres, imagen del auténtico, sino en el mismo Cielo, para ponerse ante Dios intercediendo por nosotros… De hecho, Él se ha manifestado una sola vez,… para destruir el pecado con el sacrificio de Sí Mismo.” Hebreos 9, 15; 24-28

MEDITACIÓN

Nuestro Señor Jesucristo se ofreció a Sí Mismo para interceder por nosotros ante su Padre. Él, su Muy amado, se entregó por nosotros, por mí. No alcanzo a comprender el alcance de Nuestra Redención pero sí sé que el Padre nos mira, me mira a través de Nuestro Redentor inmolado por el más grande Amor. ¡Así nos mira Jesús, así me ama! No escatimó dolores en su cuerpo ni en su alma Santísimos. ¡Destruyó nuestro pecado con el Sacrificio de Sí Mismo!

Me urge confiar en los méritos de su Pasión y Muerte. Puedo acercarme confiada ante el trono de mi Dios y sumergirme en su Misericordia infinita.

ORACIÓN

Porque el Poderoso ha hecho en mí y en nosotros, obras grandes. (A.E.C.)