Palabra meditada
24 marzo, 2019
Palabra meditada
26 marzo, 2019

Palabra meditada

Nuestra Señora de la Anunciación

ECO

“El Espíritu Santo vendrá sobre Tí y la fuerza del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el Santo que va a nacer se llamará Hijo de Dios.” Lucas 1, 26-38

MEDITACIÓN

Quiero acercarme espiritualmente a María, mi Madre querida para mirarla, desde su Concepción Inmaculada, envuelta totalmente, en el Misterio de Dios. Éste, la preparó desde su Concepción porque sería la Madre de su Unigénito cuando tomaría en Ella su Naturaleza Humana por obra del Espíritu Divino. Medito en dos Concepciones santísimas: la de la Madre sin que la rozara el pecado original de nuestra raza humana y luego la de su Hijo por obra de la Tercera Persona de Nuestro Dios Uno y Trino. Todo en María es Santo pero Ella no se aleja de nosotros, sus hijos pecadores, porque nos quiere llevar al Cielo desde nuestra tierra acosada por el pecado y el dolor.

ORACIÓN

Madre, de nuevo te clamo: ruega por nosotros los pecadores. (A.E.C.)