Palabra meditada
26 marzo, 2019
Palabra meditada
28 marzo, 2019

Palabra meditada

Santo Tomás Moro / Imagen tomada de Internet

ECO

“El que se salte uno de los preceptos menos importantes y se lo enseñe así a los hombres será el menos importante en el Reino de los cielos.” Mateo 5, 17-19

MEDITACIÓN

El relativismo moral rige la mayor parte de las conciencias. Y lo peor es que quienes lo enseñan y practican son muchas veces aquellos que deberían velar por la sana doctrina y por las costumbres que conducen a la salvación eterna.

La historia de los Macabeos y la de todos los mártires de otros tiempos y del nuestro, tienen una claridad meridiana. En Santo Tomás Moro encontramos un excelente modelo. No aprobó el adulterio de Enrique VIII con Ana Bolena y cayó en la desgracia real hasta morir por sus principios según Dios. Cada vez estamos más y más rodeados de casos de conducta moral anti-cristiana. Pero no podemos bajar la guardia. A esas situaciones debemos llamarlas por su nombre. Sin embargo, necesitamos orar, discernir, consultar, hablar y actuar con prudencia, bondad y sabiduría. Soy consciente de mi propia fragilidad pero pido la fortaleza y la entereza moral de quienes por amor lo dieron todo, incluso la vida.

ORACIÓN

Dame Señor la gracia de: permanecer inconmovible en mis principios, no prestar oído a tanta equivocación y enseñar siempre lo que sea de tu agrado pero con tus mismos sentimientos ya que, debo odiar el pecado pero amar al pecador. (A.E.C.)