Palabra meditada
28 febrero, 2018
Palabra meditada
2 marzo, 2018

Palabra meditada

ECO

“Bendito quien confía en el Señor y pone en el Señor su confianza.” Jeremías 17, 5-10

MEDITACIÓN

Nuestro Señor me ha dado muestras continuas de que escucha mis deseos aún antes de que los formule con petición expresa. Antes de un viaje, carecí de algo. A nadie dije nada, solamente pensé que si tuviese esa facilidad, todo iría mejor. Al llegar a Bogotá una señora me llevó al negocio de la familia ya que necesitaba unos contactos. De repente, el esposo se puso en pie y fue a traerme lo que la noche anterior había deseado sin que yo hubiera dicho una sola palabra. Y así, son continuas las bondades de mi Buen Dios a lo largo de mis años. Y en lo espiritual, sus bendiciones son aún mayores. Por ejemplo he tenido el regalo de advertir a tiempo lo que puede enfriar la piedad y prácticamente atentar contra una vida de fervor religioso. En fin, en las dificultades de la vida, debo esperarlo todo del Señor y no de los hombres.

ORACIÓN

Jesús, yo confío en Ti y en Ti Madre querida. (A.E.C.)