Palabra meditada
18 abril, 2019
Lectio Divina
21 abril, 2019

Palabra meditada

Película LA PASIÓN

ECO

“Habiendo mirado, pues, Jesús a su Madre y al discípulo que Él amaba, el cual estaba allí, dice a su Madre: Mujer, ahí tienes a tu hijo. Después dice al discípulo: Ahí tienes a tu Madre. Y desde aquél punto la tuvo consigo en su casa.” Juan 18, 1-19; 42

MEDITACIÓN

En este momento de supremo dolor, Jesús nos regala el tesoro inmenso de su Madre querida. Y Ella, a nosotros que también hemos ofendido a su Hijo amadísimo, nos recibe como hijos y nos regala sus ternuras y su solicitud maternales. Por mi parte, tengo que tomar conciencia de que no soy huérfana, de que tengo que acogerla en mi vida como verdadera hija y con obediencia filial. Debo preguntarme: ¿de verdad he recibido en mi vida, en mi morada íntima, a mi Madre amantísima? ¿Amo a Jesús y le sigo hasta el Calvario cómo le siguió Ella?

ORACIÓN

Madre, ayúdame a ser de verdad tu hija y a imitarte. ¡Amén! (A.E.C.)