Palabra meditada
18 mayo, 2018
Palabra meditada
20 mayo, 2018

Palabra meditada

ECO

“El Señor está en su templo santo, el Señor tiene su trono en el Cielo, sus ojos están observando, sus pupilas examinan a los hombres.” Salmo 11(10)

MEDITACIÓN

Este salmo me invita a vivir en la presencia de Dios; estoy ante Él, su mirada me sigue a donde quiera que vaya. Nunca estoy sola; mis actitudes y acciones deben ser siempre de su agrado.

Dijo Dios a Abraham: “Anda en mi presencia y serás perfecto.” Es preciso que avive mi fe. Quiero estar siempre consciente de que el Dios a Quien amo y que todo me lo ha dado está ante mí. Él es la misma Santidad y nada manchado puede estar en su presencia pero como somos tan frágiles tenemos que acogernos a su Misericordia Infinita y pedir su gracia para no ofenderlo. Repito la oración de Santa Teresa:

ORACIÓN

“No me mueve mi Dios para quererte
el cielo que me tienes prometido,
ni me mueve el infierno tan temido
para dejar por ello de ofenderte.
Tú me mueves Señor, muéveme el verte
clavado en una cruz y escarnecido,
muévenme tus afrentas y tu muerte.
Muéveme en fin tu amor de tal manera
que aún cuando no hubiera cielo, yo te amara
y aún cuando no hubiera infierno, te temiera.”