Palabra meditada
24 mayo, 2018
Palabra meditada
26 mayo, 2018

Palabra meditada

ECO

“Bendice alma mía al Señor y todo mi ser a su Santo Nombre. Bendice, alma mía al Señor, y no olvides sus beneficios.” Salmo 103, (102)

MEDITACIÓN

Este Salmo refresca mi alma y la dilata. Me coloca frente al Amor Misericordioso y Omnipotente de mi Dios. También me siento arropada por su Ternura y quisiera que todos pudiéramos abrigarnos con ella. ¿Qué más puedo anhelar? Hablo con muchas personas y en sus corazones hay carencias de amor, soledades y tristezas sin cuento. ¡Y saber que el Dios Amor quiere que nos dejemos amar y que le amemos! Hoy recibí felizmente el Sacramento de la Reconciliación y pude pasar una hora en profunda intimidad con Jesús Eucaristía. Ratos como este me reconfortan y renuevan mi vida de feliz consagración.

ORACIÓN

Madre, enséñanos a recibir su Amor y a repartirlo. (A.E.C.)